Todos hablan de los efectos de gases invernadero, el cambio climático y el calentamiento global, pero son pocos los que han comenzado a cambiar los hábitos de consumo para brindar el apoyo que nuestro planeta necesita. Si aún no sabes cómo hacer tu ayuda, te puedes guiar con estos sencillos cambios en tu rutina diaria.

Realiza tus consumos de manera responsable

Existe una relación directa entre el consumo y la cantidad de desechos que se generan. Mientras mayor cantidad del primero, se obtendrá como resultado un amplio volumen del segundo.

En el área de la cocina, son muchos los desechos que se generan a diario, en el caso de los orgánicos, no existen mayor problema, ya que ellos se desintegran con facilidad, además, nutren los suelos.

El problema existe, es en los desechos inorgánicos, muchos hogares, por razones de comodidad, optan por el uso de envases desechables, los cuales requieren de varias décadas para poder desintegrarse en el ambiente.

Es mejor elegir envases que se puedan reutilizar, notarás la diferencia en el cesto de basura de tu cocina.

Prefiere artículos de segunda mano

Si necesitas reemplazar tu televisor o tu microondas, por ejemplo, puedes dirigirte a una de las tiendas de segunda mano, escoge una que posea una excelente reputación.

Recuerda que vas a realizar una inversión, no botes tu dinero con estafadores que aseguran que sus productos están en buenas condiciones, y la realidad es que su vida útil es muy baja.

El consejo de verificar la reputación aplica a cualquier compra o servicio que necesites, no solo a las tiendas de segunda mano. Si necesitas un cerrajero, no vas a elegir uno de dudosa calidad, porque estaría en juego tu seguridad, la de tu hogar y la de tu familia.

Internet ofrece la oportunidad de poder conocer las experiencias de otros compradores, y así podrás hacer una elección inteligente. En las tiendas responsables y confiables, revisan las condiciones de sus equipos, antes de colocarlos a la venta, para garantizar que sus productos están 100% funcionales.

En caso de detectar alguna deficiencia, ellos se encargan de realizar las reparaciones pertinentes, y así solo ofrecer a sus clientes, los productos en buen estado, listos para ser utilizados.

Lo mismo aplica para la compra de ropa y calzado, muchas tiendas de segunda mano ofrecen prendas de vestir a bajo precio y en excelentes condiciones.

Reemplaza tus bombillas por focos LED

Las luces LED son una excelente alternativa para disfrutar del beneficio de la iluminación de las estancias, a un bajo consumo energético.

Además, implementar este tipo de luces ofrece beneficios a todos los involucrados, por una parte, el consumo de energía eléctrica será menor, lo que apreciarás en tu factura del servicio.

El nivel de iluminación que aporta este tipo de luces es mayor a la de las bombillas tradicionales, sin el efecto incandescente y el calor que ellas irradian.

Además, su vida útil es más amplia que la de la bombilla tradicional. Las luces LED pueden ofrecer entre 20 mil y 50 mil horas de uso, mientras que las bombillas tradicionales, ofrecen unas 2 mil horas solamente.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.